La Parábola del Fuego

Quería compartir contigo La Parábola del Fuego, un corto texto que he encontrado muy ameno y revelador al mismo tiempo. Deseo que lo disfrutes.

Un hombre, que regularmente asistía a las reuniones de su grupo de amigos, sin ningún aviso dejó de participar en sus actividades.

Después de algunas semanas, el “líder” de aquel grupo decidió visitarlo. Era una noche muy fría. El líder encontró al hombre en casa, sólo, sentado frente a la chimenea, donde ardía un fuego brillante y acogedor.

Adivinando la razón de la visita, el hombre dio la bienvenida al recién llegado, lo condujo a una confortable silla cerca de la chimenea y se quedó quieto, esperando. Se hizo un grave silencio. Los dos hombres sólo contemplaban la danza de las llamas en torno de los troncos de leña que ardían.

Al cabo de unos minutos, el líder examinó las brasas que se formaron y cuidadosamente seleccionó una de ellas, la más incandescente de todas, misma que ayudado por unas tenazas empujó hacia un lado, y regresó a sentarse.

Permaneciendo silencioso e inmóvil, el anfitrión prestaba atención a todo, inquieto esperaba lo que su amigo fuera a decirle. Al poco rato, la llama de la brasa solitaria disminuyó, hasta que sólo hubo un brillo momentáneo y su fuego se apagó repentinamente. En poco tiempo, lo que antes era una fiesta de calor y luz, ahora no pasaba de ser un negro, frío y muerto pedazo de carbón recubierto de una espesa capa de ceniza grisácea.

Ninguna palabra había sido dicha desde el saludo inicial entre los dos amigos. El líder, antes de prepararse para salir, manipuló nuevamente el carbón frío e inútil, colocándolo de nuevo en medio del fuego. Poco a poco, éste se volvió a encender, alimentado por la luz y el calor de los carbones ardientes en torno suyo.

Cuando el líder alcanzó la puerta para partir, su anfitrión le dijo: Gracias por tu visita y por la invaluable lección. ¡Regresaré al grupo!… ¡Qué Dios te bendiga!

Conclusión
La conclusión es evidente. Cada uno de nosotros aportamos nuestro granito de arena a todos los grupos de los que formamos parte, y conforme sus miembros se van distanciando, el grupo se debilita.

Esto no quiere decir que siempre debamos estar físicamente juntos. Estoy convencido de que todos hemos sentido y llevado dentro de nuestro corazón a personas que quizás no están cerca de nosotros desde hace tiempo, pero, aun así, sentimos y sabemos que nos acompañan, puesto que su recuerdo perdura en nosotros.

Esta es la magia del corazón, y la parábola del fuego.

Para cualquier duda o cuestión que puedas tener, puedes contactar con nosotros bien por correo info@alquimiayvida.com o por móvil (+34-655-899669).

Para saber más de este y otros temas interesantes, regístrate en nuestra Newsletter https://www.alquimiayvida.com

Consulta nuestros modelos disponibles de Cuencos de Cuarzo Alquímicos y otros productos en este enlace: https://www.alquimiayvida.com/tienda-online/

Namaste,

Santiago Huerta

Telf.: +34-655-899669

www.alquimiayvida.com

info@alquimiayvida.com

Qué es el dinero realmente

Es sorprendente la cantidad de personas que no saben o entienden qué es el dinero realmente. Dado que vivimos en una sociedad donde el dinero ocupa una parte importante en nuestras vidas, intentaremos explicar de la manera más sencilla en qué consiste.

Y, sí, es una temática distinta a la habitual en este canal, aunque no por ello deja de ser muy relevante, como veremos a continuación.

Qué es el dinero
La web de la RAE (Real Academia Española) facilita 8 definiciones de qué es el dinero. La primera es la más habitual, al indicarnos que se trata de moneda corriente. Aunque la definición número 8 es más certera, al decirnos que es un medio de cambio o de pago aceptado generalmente. Una definición más completa sería que el dinero es un medio de pago aceptado por dos partes, -comprador y vendedor-, para el intercambio de bienes y servicios.

La coletilla de que sea un medio de pago aceptado es muy importante, ya que a lo largo de la historia se puede observar cómo éste ha ido evolucionando. El medio de pago depende del valor que una sociedad le confiera, ni más, ni menos. De este modo, cuando hace siglos conservar la comida era muy difícil y algo muy preciado, la sal alcanzó un muy alto precio. Hasta tal punto, que en muchas sociedades la sal era un medio de pago en sí mismo con el que pagar bienes y servicios, al igual que el dinero.

Podríamos plantearnos si un determinado medio de pago es adecuado o si tiene lógica, aunque mientras sea aceptado como algo que tiene valor intrínseco, se seguirá usando para el intercambio de productos y servicios. Por ejemplo, el quetzal guatemalteco, la moneda nacional de Guatemala, debe su nombre a las plumas del pájaro quetzal. Durante siglos, esta sociedad no usó dinero físico sino las preciadas plumas de este pájaro, hasta que adoptó el uso de moneda corriente. Podríamos plantearnos la idoneidad o lógica de este medio de pago, aunque esa sociedad lo aceptó durante largo tiempo.

¿Es malo el dinero?
Nada es bueno o malo en sí mismo, sino el uso que hagamos de ello. De este modo, supongamos que inventas o descubres algo magnífico con múltiples beneficios para la sociedad, y, visto su valor, otra persona le busca aplicaciones alternativas para perjudicar a otros. En este ejemplo, tu invención, tan beneficiosa, tendrá al mismo tiempo un uso dañino.

También puede darse la situación contraria, como ocurrió con los sistemas de guiado de misiles. Esta tecnología puntera creada para disponer de armamento más mortífero, hace años que ha encontrado aplicaciones muy positivas en el campo de la medicina a la hora de detectar enfermedades. En definitiva, la tecnología es la misma, sus usos, no.

Retomando el tema que nos ocupa, cuando alguien dice que el dinero es malo, lo primero de todo es recordar la definición de dinero ya expresada al comienzo de este artículo. Y, en segundo lugar, me encantaría saber a cuántas personas ha ayudado la pobreza. Cuando eres abundante, puedes compartirlo y, por tanto, beneficiar a otros. Pero tú no puedes dar aquello que no tienes. Es materialmente imposible.

Por qué tantas personas no tienen dinero
Si vamos un paso más allá de lo expuesto hasta ahora, podemos decir que el dinero es energía. Sí, energía. Todo objeto, al igual que cualquier ser vivo, es energía, una frecuencia de vibración. La tristeza es una emoción de baja frecuencia, mientras que la frecuencia más elevada es el amor incondicional. Es por este motivo el que te sientas incluso a nivel físico de manera diferente en función del tipo de emoción que estés sintiendo en un momento cualquiera.

Según cómo tú resuenes con una vibración, -la que sea-, así será tu relación con ella. Al igual que a una persona que le dan miedo los perros no podrá tener una buena relación con ellos, por su miedo o la creencia negativa que tenga hacia ellos, si tú no tienes una creencia elevada de qué es el dinero, no podrás ser abundante en dinero. Y así sucesivamente con las amistades, la familia, la pareja, la salud, etc.

El dinero, como todo lo demás, es mucho más que lo que vemos, en este caso, una colección de monedas y billetes. ¿Cómo es tu relación con el dinero? Cuánto dinero tengas te dará la respuesta, al igual que si te cuesta mucho esfuerzo, tiempo o sacrificio conseguirlo.

Aunque todos usamos dinero frecuentemente, hay muchas creencias negativas hacia él, y, como todo en la vida, aquello que crees, lo creas. De este modo, la persona que tiene una creencia negativa respecto al dinero difícilmente podrá tener una buena relación con él, y, por tanto, ser abundante.

Es muy revelador observar la cantidad de datos que te meten en la escuela, e incluso en la universidad si estudias economía o empresariales, y en ninguna de ellas te explican cómo desarrollar tu conciencia del dinero. Y, claro, la consecuencia está en la cantidad de negocios que no funcionan o han cerrado, y en la cantidad de tiempo, esfuerzo y sacrificio que han tenido que invertir los pocos que han alcanzado el éxito.

Y así con todo, no sólo con el dinero. Si pones un poco de atención, verás que todos los días somos bombardeados con estos conceptos tan limitantes. Los utilizan a diario deportistas de élite, actores, modelos, ejecutivos, directivos, empresarios, etc. Haz la prueba cuando veas a alguien de éxito en televisión o en una entrevista escrita. El paradigma del éxito parece ser esfuerzo y sacrificio, cuando en realidad no lo es.

A casi todos nos han inculcado desde niños que el dinero es muy difícil de ganar, que hay que tener muchos contactos para conseguirlo, que el dinero pervierte, que todos los males vienen por el dinero, “¡maldito dinero!”, etc. ¿Y aún te sorprendes por qué tan pocas personas no tienen o disponen de poco dinero?

Otro factor muy influyente es el tipo de mentalidad que tengas, es decir, si tienes consciencia de éxito o de pobreza. El miedo a la escasez, a la pobreza, hará que crees esa realidad en tu vida, mientras que, si disfrutas de una consciencia de prosperidad, antes o después ésta llegará a tu vida. Es muy importante recalcar que una persona puede disponer de poca cantidad en su bolsillo, o en una cuenta, y tener consciencia de prosperidad.

Al mismo tiempo, hay personas muy adineradas porque tienen una alta capacidad de generar riqueza, aunque tengan miedo constante a perderlo. De hecho, múltiples estudios demuestran que los ricos tienen tanto miedo o más que los que no lo tienen en abundancia a perderlo.

El secreto de la abundancia es creerse merecedor de ella y no tener creencias limitantes respecto al tipo de abundancia que queramos disfrutar. Y aquí entramos en las relevantes diferencias entre abundancia y prosperidad versus riqueza.

La diferencia entre riqueza y prosperidad
Aunque suelen considerarse sinónimos, no es lo mismo riqueza que prosperidad. La riqueza es la acumulación de algo material, mientas que la prosperidad es un estado de conciencia.  

La prosperidad abarca mucho más que la riqueza. Aunque se la considera como algo rudimentaria o limitada, la sabiduría popular de antaño era mucho más sabia de lo que pudiera parecer. Durante siglos, el deseo tradicional era el de desear prosperidad o un próspero año. El motivo reside en que la prosperidad abarca el amor, la salud y el dinero, las 3 áreas más importantes en la vida, si aparcamos la espiritualidad.

Conclusión
Las personas verdaderamente evolucionadas son aquellas que tienen desarrollada una alta consciencia de prosperidad, y, por tanto, disfrutan de la abundancia en todas sus facetas, como el amor, la salud o el dinero.

No comparto la creencia de las personas que van de espirituales de que son pobres porque son espirituales.  Y no lo comparto porque ni es mi sentir, ni es lo que he observado en personas verdaderamente desarrolladas. En primer lugar, porque somos seres espirituales, tanto si se acepta como si no. Y, como lo somos, no puedes definirte como tal. Por poner un ejemplo, no conozco a nadie que vaya diciendo a los cuatro vientos que es un ser humano. Cualquiera que lo oyera pensaría que esa persona estaba zumbada, puesto que todo el mundo vería que es un ser humano.

En segundo lugar, hay personas que se han trabajado la espiritualidad a conciencia, y si no tienen mucha riqueza material es porque les importa un rábano la riqueza, no porque su desarrollo entre en conflicto con la abundancia.

Por último, un pequeño apunte. Yo no me siento cómodo con la moda de la última década de la ley de la atracción. No porque no crea en ella, sino por el mensaje que se nos ofrece de la misma. Tú no puedes aprender a usar esta ley, -llamada desde hace siglos que lo afín llama a lo afín, o como es arriba es abajo-, ya que lo estás haciendo de manera inconsciente a cada momento de tu vida. Todo se rige por esta ley, y por eso hemos repetido varias veces que aquello que crees, lo creas.

Una cuestión diferente es si haces de esta ley un uso que te beneficie, o justamente lo contrario.

Y, en relación al dinero, ¿cuál es tu creencia? Comparte con nosotros tu experiencia propia o lo que hayas observado en otros. Nos encantará saber de ti y poder compartir tus ideas.

Para cualquier duda o cuestión que puedas tener, puedes contactar con nosotros bien por correo info@alquimiayvida.com o por móvil (+34-655-899669).

Para saber más de este y otros temas interesantes, regístrate en nuestra Newsletter https://www.alquimiayvida.com

Consulta nuestros modelos disponibles de Cuencos de Cuarzo Alquímicos y otros productos en este enlace: https://www.alquimiayvida.com/tienda-online/

Namaste,

Santiago Huerta

Telf.: +34-655-899669

www.alquimiayvida.com

info@alquimiayvida.com

La pregunta más importante que deberías hacerte

Queremos compartir contigo la pregunta más importante que deberías hacerte. Y. aun siéndolo, al leer este artículo no te sorprenderá entender por qué tan pocas personas se la han formulado.

Introducción

Es tan poco probable, que podemos decir que es imposible que todo lo que puedas observar en la naturaleza haya aparecido como por arte de magia, aleatoriamente, o porque sí.

Cada ser vivo sirve a otro ser vivo, por poner un ejemplo. Una planta sirve de alimento para un insecto, ese insecto sirve de alimento para un pájaro, quien a su vez sirve a la planta esparciendo sus semillas con sus heces, y así sucesivamente. Todo, absolutamente está interrelacionado, de la manera que fuere.

Por qué no nos formulamos la pregunta más importante

A pesar de ver tanta perfección, de saber que todo está interrelacionado, aun así y todo, son muy pocas las personas las que se hacen la pregunta del millón. Yo diría que es una mezcla de no apreciar lo que tenemos, y de comodidad.

La comodidad proviene de lo que denomino la vagancia mental, esto es, no usar tu cabeza, por muy buena o rápida que la puedas tener. De nada te vale una gran inteligencia si no la pones a trabajar para que te sirve, ¿correcto? Fue George Bernard Shaw, un famoso autor fallecido a mediados del siglo pasado, quien nos lo puso claro clarinete. Para él, su secreto para haberse hecho rico y famoso consistió en haber usado su cabeza 5 o 10 minutos, de vez en cuando.

Se ha estudiado a infinidad de personas de alto éxito, en cualquier campo, y un gran número no eran más inteligentes que la media. Incluso algún que otro Premio Nobel tuvo una inteligencia por debajo de 100, cifra considerada como la media.

A pesar de que muchas personas de éxito han sido lo que coloquialmente se denomina cortitas de mente, todas tenían sin embargo un denominador común. A todas les unía una gran ética del trabajo y un fuerte deseo de superación, cualidades en claro retroceso actualmente. No olvidemos que el hombre es un animal de costumbres, y mantenerse en la zona de confort o no plantearse cuestiones que le hagan pensar, suele ser la norma de aquellos que no alcanzan el éxito.

Y, por favor, no pienses en el éxito como algo únicamente material. El éxito es una mujer que quiere ser madre, lo consigue y ama incondicionalmente a su bebé, al igual que un hombre tiene éxito cuando su deseo es ser profesor y lo da todo para ser un mejor profesional cada día, enseñando más y mejor.

Dado el desarrollo tecnológico alcanzado recientemente, se está produciendo una rápida y progresiva desconexión con el planeta, en la creencia de que con tecnología podemos modificar a nuestro antojo este maravilloso ecosistema de ecosistemas llamado Tierra.

Aunque es cierto que tenemos esa capacidad, es ese mismo poder el que nos está llevando a cada vez respetar y valorar menos nuestra casa. Este planeta no es nuestro, sino que somos meros habitadores en él. En vez de vernos como dueños de él, deberíamos verlo como inquilinos cuya tarifa de alquiler sería cuidar de él, amarlo y respetarlo.

¿Qué es para ti?

Al comienzo del anterior punto ya te hemos dado una pista de cuál es la pregunta más importante que deberías hacerte y que casi nadie se ha planteado. Es decir, si hay tanta perfección allá donde mires, si todo están interrelacionado a niveles que ni siquiera somos capaces de imaginar, este planeta y todos los que lo habitan no han podido aparecer de la nada, o porque sí.

Algo los ha creado con un propósito y sentido de perfección absolutamente exquisitos. Si no te sientes cómodo con el término de Dios, puedes usar como hacen otras personas el de Universo, Energía, Luz, etc. No es tan importante el nombre como el concepto, aunque es interesante plantearse por qué uno no se siente cómodo usando el término de Dios.

En cualquier caso, una cuestión fundamental es poder separar lo que es Dios realmente de lo que las religiones nos han explicado. Hay una gran diferencia entre lo que es y lo que nos han contado, y cuando se observa esta discrepancia, es mucho más fácil usar el nombre de Dios. De todas las maneras, lo más importante es plantearse la pregunta, y te explicamos a continuación por qué.  

Toma el término con el que te sientas más cómodo, sea Dios, Energía u otro. Si todo lo que ves, -y no ves-, es creación suya, la conclusión evidente es que todo, absolutamente todo, es  creación suya. Por tanto, según qué sea para ti (Dios, energía, etc.), así será tu relación con él.

De este modo, si tu relación con (tomemos Dios) es mala, ¿cómo es tu vida? ¿Te sientes habitualmente a gusto, en armonía y bienestar? ¿Crees que la vida es justa y llena de infinito amor incondicional? ¿O es justo lo contrario?

La respuesta a tu verdadera creencia sobre Dios está en tu vida. Tu vida no puede ser más que un mero reflejo de lo que eres dentro. No puedes creer en el amor si no manifiestas amor fuera. Lo que es adentro es afuera, al igual que lo que es arriba es abajo, como Jesús nos enseñó. Primero debes ser algo antes de poder manifestarlo.

Lo que no debe hacerse es cambiar lo de fuera, ya que es un esfuerzo inútil. Cuando tú cambias, lo que te rodea tiene que cambiar. Es únicamente cuestión de tiempo que esto ocurra. Lo afín llama a lo afín, por lo que cuanto más amor albergues dentro de ti, más amor atraerás a tu vida. Y así con todo, querido lector.

Recuerda, el éxito puede ser de todos los tipos, no sólo cuánto dinero atesoras o cuántos seguidores tienes en redes sociales. El verdadero éxito está en cómo tú evolucionas como ser humano, es decir, cuánto avanzas por el sendero de la vida. No tienes que esperar a tenerlo todo para ser feliz, puesto que ya lo tienes, y se llama la vida.

Disfrútala, aprovéchala, puesto que es realmente lo único que no vas a recibir dos veces. Una vida vivida plenamente te proporcionará mucha más felicidad y libertad que una multitud de coches o seguidores en redes sociales repartidos alrededor del globo y con los que nunca podrás compartir un momento íntimo, cara a cara. Saborear esos pequeños instantes, saber apreciar las cosas aparentemente pequeñas o sencillas, es la piedra angular de una vida plena.

Conclusión

Recuerda, Dios es amor, aunque si por el momento prefieres usar otro término, adelante. Lo más importante es que no puedes esperar disfrutar de una vida plena si no tienes una buena relación con la fuente creadora de todo, ¿correcto? Es absolutamente imposible, aunque hay cientos de millones de personas que parecen creerlo, por el motivo equivocado, ya que no se han hecho la pregunta fundamental de ”¿Qué es Dios (o el término que te resulte más cómodo) para mí?»

Al igual que la alegría llama a la alegría, si Dios es amor y tú no eres amor, ¿cómo puedes esperar disfrutar de amor en tu vida, o amarlo? Por eso es tan importante que tengas muy claro qué es para ti cada concepto que tienes en tu interior, cuáles son tus creencias.

Muchas personas afirman que Dios es injusto, o malo. ¿Cómo te imaginas que serán sus vidas? Pues justamente eso que piensan. Aquello que crees, lo creas, y lo más importante de todo, puesto que todo lo abarca, es qué es Dios para ti.

Deseo que este artículo haya podido ayudarte a entender mejor cuál es la pregunta más importante que deberías hacerte, y por qué tan pocas personas se la han formulado.

Para cualquier duda o cuestión que puedas tener, puedes contactar con nosotros bien por correo info@alquimiayvida.com o por móvil (+34-655-899669).

Para saber más de este y otros temas interesantes, regístrate en nuestra Newsletter https://www.alquimiayvida.com

Consulta nuestros modelos disponibles de Cuencos de Cuarzo Alquímicos y otros productos en este enlace: https://www.alquimiayvida.com/tienda-online/

Namaste,

Santiago Huerta

Telf: +34-655-899669

www.alquimiayvida.com

info@alquimiayvida.com

 

La Compasión

La compasión es un concepto del que se habla mucho, aunque, en mi experiencia, erróneamente. En este post intentaremos explicar por qué.

La lástima y la pena
Sentir lástima, o sentir pena, son dos expresiones que se utilizan habitualmente y que se mencionan como sinónimo de compasión, cuando la diferencia entre ambas es clara, y, sobre todo, muy relevante.

La RAE define la compasión como “sentimiento de pena, de ternura y de identificación ante los males de alguien”. En una misma frase encontramos situaciones que no podrían ser más diferentes y que trataremos de explicar.

Cuando una persona siente pena o lástima, entra en un estado emocional negativo. Por negativo queremos decir que a esa persona le resultará evidente albergar un sentimiento que no le hará sentirse bien, como por ejemplo la tristeza. Sin embargo, si ahondara un poco más, rápidamente podría observar que alberga sentimientos más profundos. Y son esos sentimientos más profundos los que realmente están provocando que esa persona se sienta de esa manera.

Indagar es muy importante
Para conocernos mejor y por tanto poder evolucionar más, es clave que nos preguntemos por qué estamos sintiendo lo que estamos detectando, cuál es el sentimiento raíz, esto es, su verdadero origen.

Cuando una persona siente pena o lástima al observar la situación de otra, como por ejemplo alguien pidiendo en la calle, muy frecuentemente se dice que sintió pena o lástima de ella. Es decir, expresa que ha sentido pena respecto a algo de fuera, en este caso en concreto, otra persona pidiendo.

Lo que muy pocos hacen es indagar si ese sentimiento está dentro de ellas mismas. Con esto queremos decir que son pocos los que se plantean si esa pena ya estaba antes dentro de ellos mismos. Y el motivo es que algo de fuera no te puede afectar, si eso mismo no estaba dentro de ti antes.

Por qué sentimos lo que sentimos
De este modo, una persona que no sienta tristeza en su interior, no puede sentirla por muy duro que pudiera ser lo que estuviera observando. Para que una persona sienta tristeza o cualquier emoción, ya sea lo que se denomina positiva o negativa, esa misma emoción debe estar implantada con anterioridad.

Cuando sentimos tristeza en relación con algo de fuera, deberíamos plantearnos si esa emoción ya forma parte de nuestra vida, y, lo más importante, dónde está su origen. Retomando el ejemplo de sentir tristeza si vemos a una persona pedir en la calle, la clave reside en preguntarnos si ese sentimiento encuentra su causa en que, -conscientes de ello o no-, albergamos tristeza al imaginarnos en esa tesitura o si sentimos tristeza por nuestra situación económica, sea la que sea.

Recuerda que la definición de compasión por parte de la RAE incluye conceptos tan dispares como la pena, la ternura o la identificación. Esto nos lleva a otro punto muy importante, y es la claridad de conceptos. Es muy conveniente tener una por concepto. De este modo pensaremos y verbalizaremos una única idea, una solo energía. No es lo mismo en lo referente a la compasión sentir pena que ternura.

Ser Unidad es clave para una vida de dicha
Frecuentemente se habla de unidad versus separación. Ser Unidad significa ser uno con el todo, y el primer paso es ser unidad con uno mismo, puesto que no puedes vivir fuera lo que no vives en tu interior.

Ser unidad significa amarse, que no es lo mismo que quererse. Querer algo o a alguien proviene del deseo, y cuando deseas algo es porque no lo tienes. El que tiene algo no lo puede desear, es simplemente imposible. Podrá desear tener más, o podrá desear otras cosas, pero no lo que ya posee. Por ejemplo, no puedes desear tener un coche cuando ya tienes un Fiat Panda. Otra cosa sería que desearas un Mercedes en vez de conducir un Fiat. Ambos son automóviles que te permiten desplazarte a tu antojo, aunque uno te puede gustar más que el otro y, por tanto, desear el que no tienes aunque ya tengas un vehículo.

El amor proviene de la total aceptación de uno mismo, es decir, aceptar tanto las luces como las sombras que todos tenemos. El amor incondicional empieza cuando ya no quieres cambiar nada de ti mismo o de otros, puesto que todo lo encuentras perfecto.

Esto no quiere decir que no haya sombras, que siempre las hay, sino que entiendes que toda persona es de la manera que es porque ese es el camino de evolución que su alma libremente ha elegido seguir. Como ya hemos mencionado antes, no puedes manifestar fuera lo que no manifiestas dentro. Por tanto, para amar lo de afuera, primero deberás amarte a ti mismo. No puedes manifestar limones si lo que hay dentro de ti son manzanas.

No hay caminos mejores o peores, simplemente cada alma ha elegido un camino para esta vida. Cuando eres unidad, el sufrimiento desaparece, ya que el sufrimiento nace del juicio, que es lo contrario a la aceptación. Una situación puede ser dolorosa porque no resulte agradable, pero no tiene que provocar sufrimiento cuando la aceptas. El motivo reside en que el sufrimiento es opcional, y es la respuesta que proviene del juicio.

Si retomamos el ejemplo de observar a una persona que pide en la calle, si el observador está en unidad, no sentirá pena o lástima, puesto que entiende que todo es perfecto, y que el alma de esa persona eligió ese camino como vía de aprendizaje, al igual que todos tenemos nuestro camino individual. Y, al mismo tiempo,  tampoco sentirá pena porque no hay juicio dentro de él, no habrá pena hacia sí mismo y por tanto tampoco hacia los demás.

Este observador sentirá perfección y empatía con el que pide, pero no pena. La empatía es el identificarse con lo que otra persona está haciendo o sintiendo. Gracias a ella, le hará imaginarse en la situación del otro, y, al sentir amor hacia la otra persona, que no pena, le ayudará de la manera que sea, pero sin lástima.  

Conclusión
La unidad te lleva a sentir que todos somos uno, por lo que todo lo que le ocurre a otra persona te está ocurriendo a ti también, al igual que todas tus acciones le están pasando a otras personas. De este modo, si tiras un papel o un plástico al suelo en vez de a su contenedor apropiado, no sólo ensucias la calle. Te estarás ensuciando tú solito.

Cuando tratas mal a otra persona, te estás tratando mal a ti mismo, aunque no seas consciente de ello. Porque todos somos uno, lo que le haces a otro te lo haces a ti mismo, y porque no puedes hacer hacia fuera lo que no te haces a ti mismo.

Como es adentro es afuera, como es arriba es abajo. Esto era la enseñanza de Jesús con esta famosa frase.

Deseo que este artículo haya podido ayudarte a entender mejor la compasión.

Para cualquier duda o cuestión que puedas tener, puedes contactar con nosotros bien por correo info@alquimiayvida.com o por móvil (+34-655-899669).

Para saber más de este y otros temas de lo más interesante, regístrate en nuestra Newsletter https://www.alquimiayvida.com/

Consulta nuestros modelos disponibles de Cuencos de Cuarzo Alquímicos y otros productos https://www.alquimiayvida.com/tienda-online/

Namaste,

Santiago Huerta

Telf: +34-655-899669

www.alquimiayvida.com

info@alquimiayvida.com

El Efecto de la Vibración en objetos cotidianos

Quería compartir contigo una situación real vivida hace ya unas cuantas décadas, y que permite entender perfectamente el efecto de la vibración. En otros posts hemos hablado de su efecto en las personas, aunque en este post lo haremos sobre su influencia en objetos cotidianos de nuestra vida, como por ejemplo un puente.

El evento

La ciudad de San Francisco es famosa, además de por su bahía y frecuentes seísmos, por sus fuertes y variables vientos. Aunque en 1940 el teléfono móvil no existía o había pocas cámaras de televisión grabando en la calle, existe una grabación de un evento nunca visto antes, y era contemplar cómo un objeto teóricamente fuerte, resistente e inmóvil como un puente, temblara como un flan.

El puente no tardó en colapsar y fracturarse, llevándose con él a los vehículos que atrapados se quedaron en él. Tal fue el revuelo y el miedo que apareció en la población, que desarrolló terror a los puentes colgantes, que se ordenó una investigación exhaustiva de lo acontecido.

Aunque se exoneró al ingeniero que lo diseñó, puesto que el conocimiento adquirido tras la investigación arrojó nueva y fundamental información sobre el efecto de la vibración en las estructuras, su reputación cayó por los suelos.  

El vídeo es cortito y lo puedes visualizar aquí.

Por qué mencionamos este evento

Ahora entenderás por qué. Lo lógico sería suponer, como hemos visto en multitud de películas, que el puente cedería o se resquebrajaría antes o después por al menos un punto, fractura que se produciría por el temblor del seísmo, por ejemplo, a media distancia entre dos pilares del mismo.

Sin embargo, lo que ocurrió es que el puente cada vez temblaba más y más, doblándose hasta alcanzar formas impensables para una estructura de acero y hormigón, a pesar de que no hubo terremoto alguno esa fatídica mañana de 1940.

Tras un exhaustivo estudio y análisis, se comprobó que el puente sufrió de un fenómeno que se denominó como flutter, esto es, agitación o flameo, como efecto de la vibración del viento.

Como ya hemos comentado en repetidas ocasiones, todo objeto tiene una vibración, y por tanto puede resonar de una manera u otra en función de la frecuencia e intensidad de la vibración que le alcance. Y este puente resonaba agitándose cada vez más cuanto más fuerte soplaba el viento de la bahía, puesto que eran vibraciones resonantes. Es decir, el puente se movía más cuanto más fuerte soplaba el viento de la bahía. Es por este motivo el que el puente se agitara como lo hizo y podrás comprobar en el link al video indicado más arriba.

Aprendizaje

Esta situación permitió entender mejor la importancia de la resonancia en objetos que, aunque fueran muy rígidos e inmóviles, eran susceptibles de verse afectados por la vibración del viento, ya fuera un puente o un alto edificio.  

Han pasado muchos años desde 1940 y el conocimiento de este fenómeno ha crecido exponencialmente, aunque, aun a día de hoy, alguna vez se oyen noticias de que una estructura, habitualmente un puente, ha sufrido este efecto de flameo.

Uno de los motivos por los que el estudio de la construcción de un puente o un edificio alto, sobre todo en zonas de fuerte y/o cambiante viento, puede llevar años, es para evitar el efecto de la vibración provocada por el viento.

Esto quiere decir que, por ejemplo no puede haber 2 puentes iguales en el mundo, ya que las características del viento serán diferentes en cada sitio, y, por tanto, las especificaciones de cada estructura también lo serán.

Conclusión

Todo ser vivo u objeto, por muy grande o pequeño que sea, por muy flexible o rígido que fuere, siempre resonará de una manera no controlada a una vibración, como por ejemplo la del viento, y esto hace que el estudio del mismo en la ubicación de la nueva construcción sea fundamental a la hora de diseñar cualquier estructura.

Por tanto, no sólo las personas nos vemos afectadas por la vibración que percibamos, también todo ser vivo u objeto que habite este maravilloso planeta llamado Tierra.

Por tanto, no sólo las personas nos vemos afectadas por la vibración que percibamos, también todo ser vivo u objeto que habite este maravilloso planeta llamado Tierra. Los seres humanos resonamos en armonía o desarmonía en función de la vibración que otra persona genera en nosotros, ya sea por algo que diga o haga, por poner un ejemplo. Somos receptores y emisores de energía, y en función de cuál sea nuestra vibración, el efecto en la otra persona será de una manera u otra, según resuene con nuestra vibración.

Indudablemente, si quieres mejorar Tu Vibración, Tu Energía, te invito a que conozcas los Cuencos de Cuarzo Alquímicos, con los que podrás disfrutar de más armonía, bienestar o amor hacia ti mismo.

Deseo que esta información sea de tu interés y pueda ayudarte en tu caminar.

Para cualquier duda o cuestión que puedas tener, puedes contactar con nosotros bien por correo info@alquimiayvida.com o por móvil (+34-655-899669).

Para saber más de este y otros temas de lo más interesante, regístrate en nuestra Newsletter https://www.alquimiayvida.com/contacto-2/

Consulta nuestros modelos disponibles de Cuencos de Cuarzo Alquímicos y otros productos en este enlace: https://www.alquimiayvida.com/tienda-online/

Namaste,

Santiago Huerta

Telf: +34-655-899669

www.alquimiayvida.com

info@alquimiayvida.com

 

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00