El Efecto de la Vibración en objetos cotidianos

Quería compartir contigo una situación real vivida hace ya unas cuantas décadas, y que permite entender perfectamente el efecto de la vibración. En otros posts hemos hablado de su efecto en las personas, aunque en este post lo haremos sobre su influencia en objetos cotidianos de nuestra vida, como por ejemplo un puente.

El evento

La ciudad de San Francisco es famosa, además de por su bahía y frecuentes seísmos, por sus fuertes y variables vientos. Aunque en 1940 el teléfono móvil no existía o había pocas cámaras de televisión grabando en la calle, existe una grabación de un evento nunca visto antes, y era contemplar cómo un objeto teóricamente fuerte, resistente e inmóvil como un puente, temblara como un flan.

El puente no tardó en colapsar y fracturarse, llevándose con él a los vehículos que atrapados se quedaron en él. Tal fue el revuelo y el miedo que apareció en la población, que desarrolló terror a los puentes colgantes, que se ordenó una investigación exhaustiva de lo acontecido.

Aunque se exoneró al ingeniero que lo diseñó, puesto que el conocimiento adquirido tras la investigación arrojó nueva y fundamental información sobre el efecto de la vibración en las estructuras, su reputación cayó por los suelos.  

El vídeo es cortito y lo puedes visualizar aquí.

Por qué mencionamos este evento

Ahora entenderás por qué. Lo lógico sería suponer, como hemos visto en multitud de películas, que el puente cedería o se resquebrajaría antes o después por al menos un punto, fractura que se produciría por el temblor del seísmo, por ejemplo, a media distancia entre dos pilares del mismo.

Sin embargo, lo que ocurrió es que el puente cada vez temblaba más y más, doblándose hasta alcanzar formas impensables para una estructura de acero y hormigón, a pesar de que no hubo terremoto alguno esa fatídica mañana de 1940.

Tras un exhaustivo estudio y análisis, se comprobó que el puente sufrió de un fenómeno que se denominó como flutter, esto es, agitación o flameo, como efecto de la vibración del viento.

Como ya hemos comentado en repetidas ocasiones, todo objeto tiene una vibración, y por tanto puede resonar de una manera u otra en función de la frecuencia e intensidad de la vibración que le alcance. Y este puente resonaba agitándose cada vez más cuanto más fuerte soplaba el viento de la bahía, puesto que eran vibraciones resonantes. Es decir, el puente se movía más cuanto más fuerte soplaba el viento de la bahía. Es por este motivo el que el puente se agitara como lo hizo y podrás comprobar en el link al video indicado más arriba.

Aprendizaje

Esta situación permitió entender mejor la importancia de la resonancia en objetos que, aunque fueran muy rígidos e inmóviles, eran susceptibles de verse afectados por la vibración del viento, ya fuera un puente o un alto edificio.  

Han pasado muchos años desde 1940 y el conocimiento de este fenómeno ha crecido exponencialmente, aunque, aun a día de hoy, alguna vez se oyen noticias de que una estructura, habitualmente un puente, ha sufrido este efecto de flameo.

Uno de los motivos por los que el estudio de la construcción de un puente o un edificio alto, sobre todo en zonas de fuerte y/o cambiante viento, puede llevar años, es para evitar el efecto de la vibración provocada por el viento.

Esto quiere decir que, por ejemplo no puede haber 2 puentes iguales en el mundo, ya que las características del viento serán diferentes en cada sitio, y, por tanto, las especificaciones de cada estructura también lo serán.

Conclusión

Todo ser vivo u objeto, por muy grande o pequeño que sea, por muy flexible o rígido que fuere, siempre resonará de una manera no controlada a una vibración, como por ejemplo la del viento, y esto hace que el estudio del mismo en la ubicación de la nueva construcción sea fundamental a la hora de diseñar cualquier estructura.

Por tanto, no sólo las personas nos vemos afectadas por la vibración que percibamos, también todo ser vivo u objeto que habite este maravilloso planeta llamado Tierra.

Por tanto, no sólo las personas nos vemos afectadas por la vibración que percibamos, también todo ser vivo u objeto que habite este maravilloso planeta llamado Tierra. Los seres humanos resonamos en armonía o desarmonía en función de la vibración que otra persona genera en nosotros, ya sea por algo que diga o haga, por poner un ejemplo. Somos receptores y emisores de energía, y en función de cuál sea nuestra vibración, el efecto en la otra persona será de una manera u otra, según resuene con nuestra vibración.

Indudablemente, si quieres mejorar Tu Vibración, Tu Energía, te invito a que conozcas los Cuencos de Cuarzo Alquímicos, con los que podrás disfrutar de más armonía, bienestar o amor hacia ti mismo.

Deseo que esta información sea de tu interés y pueda ayudarte en tu caminar.

Para cualquier duda o cuestión que puedas tener, puedes contactar con nosotros bien por correo info@alquimiayvida.com o por móvil (+34-655-899669).

Para saber más de este y otros temas de lo más interesante, regístrate en nuestra Newsletter https://www.alquimiayvida.com/contacto-2/

Consulta nuestros modelos disponibles de Cuencos de Cuarzo Alquímicos y otros productos en este enlace: https://www.alquimiayvida.com/tienda-online/

Namaste,

Santiago Huerta

Telf: +34-655-899669

www.alquimiayvida.com

info@alquimiayvida.com

 

1 comentario en “El Efecto de la Vibración en objetos cotidianos”

  1. Muy interesante este artículo, y muchas gracias por compartirlo. No me había planteado que la vibración pudiera influir tanto, menos aún el viento.
    Sergio.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00