Cómo tocar un Cuenco
Los Cuencos de Cuarzo Alquímicos son de tan alta pureza que no hace falta tocarlos con fuerza. Es más, hacerlo bruscamente no es recomendable. Cada unidad se entrega con una baqueta que basta deslizar muy suavemenente alrededor del cuenco para que éste rápidamente empiece a generar un armonioso y transformador sonido. Cuando queramos que el cuenco deje de sonar, basta con apoyar suavemente la baqueta en el cuenco para que éste deje de sonar.

Cómo cuidar un Cuenco
Cuidar un Cuenco es muy sencillo: cada unidad se entrega con un aro de plástico donde apoyarlo cuando no se toque. El motivo es que el fondo de cada cuenco es ligeramente curvo para facilitar la propagación de la energía creada al tocarlo, por lo que no es conveniente apoyarlo directamente sobre ninguna superficie, ya que no quedaría estable si no usamos el aro suministrado.

Otra cuestión es si queremos tocar el cuenco apoyado en su aro o directamente apoyándolo sobre la palma de nuestra mano, que es lo recomendable si queremos que el sonido creado dure más tiempo.

Si no queremos que nuestro cuenco coja polvo, lo mejor es tenerlo dentro de un armario.

Cuando queramos limpiar nuestro cuenco, es tan sencillo como usar un paño de algodón lo más suave posible para  evitar el que se pudiera rayar su superficie, y humedecerlo ligeramente antes de usarlo. Con suavidad limpiamos el cuenco y ya estará limpio para una temporada.


Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00